Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
​​​​​​​​​

El monóxido de carbono

¿QUÉ ES EL MONÓXIDO DE CARBONO?

El monóxido de carbono es una sustancia tóxica que ingresa al cuerpo a través de la respiración. Puede provocar dolor de cabeza, náuseas, vómitos, desmayos e, incluso, la muerte.
Es altamente peligroso porque no es detectable a través de los sentidos. Carece de olor, sabor y color. Tampoco irrita los ojos ni la nariz. Por eso, es indispensable la correcta instalación de los artefactos por un gasista matriculado y mantener bien ventilados los ambientes.
 

¿CÓMO SE PRODUCE?

Todo material combustible rico en carbono (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) necesita oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, la combustión es incompleta y se forma MONÓXIDO DE CARBONO (CO).
 

ARTEFACTOS QUE LO PRODUCEN

Todo artefacto usado para quemar algún combustible puede producir monóxido de carbono si no está asegurada la llegada de oxígeno suficiente al quemador. Las calderas, los calentadores de agua o calefones, las estufas u hornallas de la cocina y hornos que queman gas o kerosén, pueden producirlo si no están funcionando bien. Los hogares o cocina a leña, salamandras, braseros y los vehículos con el motor encendido también lo emiten.
Una de las principales causas de su origen en los artefactos a gas está en el mal estado de las instalaciones, como ser:
  • Insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión.
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados.
  • Mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, desacoplados, deteriorados o mal instalados.
  • Acumulación de hollín u otro material en el quemador.
 
Hay algunas señales que pueden hacer sospechar la presencia de MONÓXIDO DE CARBONO en el ambiente, tales como:
  • Llama de color amarilla o naranja, en lugar de la azul normal. Esto es producto del carbono libre en estado de incandescencia.
  • Aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos, sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

CONSEJOS BÁSICOS PARA PREVENIR ACCIDENTES POR MONÓXIDO DE CARBONO

  • El monóxido de carbono se produce cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente para la combustión completa de los artefactos.
  • Las instalaciones de gas y su mantenimiento deben ser realizadas por gasistas matriculados.
  • Realice revisiones periódicas de artefactos, ventilaciones y cañerías de gas.
  • Los ambientes en los que hay instalados artefactos a gas tienen que tener una ventilación permanente.
  • No obstruya las rejillas de ventilación de los ambientes.
  • Asegúrese que los conductos de evacuación de gases y chimeneas no estén obstruidos ni desconectados.
  • Instale solamente artefactos aprobados por los Institutos avalados por el ENARGAS.
  • Los artefactos deben contar con válvula de seguridad y ser instalados en forma fija. No use mangueras de goma, están prohibidas por su peligrosidad.
  • En dormitorios y baños, solamente está permitido instalar artefactos de tiro balanceado.
  • Controle que la llama de los artefactos sea de color azul.

Para más consejos de monóxido seguinos en Facebook Facebook